Los musulmanes de Algeciras comienzan el Ramadán

Durante la época del Ramadán, donde se recuerda la primera revelación de El Corán al Profeta Muhammad (PB), los musulmanes deben abstenerse de beber, comer, fumar y mantener relaciones sexuales en las horas diurnas.

Se trata del segundo Ramadán que se celebra en pandemia y este año la buena noticia es que las mezquitas sí estarán abiertas para el rezo. Mohamed Mkadden, portavoz de la comunidad musulmana de Algeciras explica que «este Ramadán es mejor que el del año pasado, a pesar de que hay que cumplir con una serie de restricciones podremos rezar en la Mezquita».

Eso sí, la mezquita de Algeciras, con capacidad para 600 personas, tendrá un límite de aforo de un tercio de su capacidad, además de la obligatoriedad del uso de mascarilla, gel hidroalcohólico y el mantenimiento de la distancia de seguridad en su interior.

«La comunidad musulmana sigue las medidas anti-Covid de manera rigurosa, somos parte de esta sociedad y a como a todos el coronavirus nos afecta», señala Mkadden. En este sentido, el toque de queda impuesto a las 23.00 horas les impide celebrar el último rezo.

Con respecto a la posible incompatibilidad de las vacunas con el ayuno que se mantiene durante el Ramadán, el portavoz de la comunidad musulmana es tajante: «la salud es lo primero, si alguien tiene que romper el ayuno para inyectarse la vacuna, que lo haga, no hay incompatibilidad».