Descubren una placa en el cementerio musulmán de Almodóvar del Río

El cementerio municipal de San Fernando de Almodóvar del Río ha acogido un acto de descubrimiento de una placa en la zona reservada a la comunidad islámica, con el título De las higueras y de los olivos, que hace referencia a una sura (capítulo del Corán) revelada en La Meca como un símbolo de paz.

El higo está relacionado con Adán que utilizó hojas de higuera para cubrir su desnudez y el olivo está relacionado con Noé, que cuando soltó una paloma regresó con una rama de olivo en su pico.

Esta iniciativa tendrá continuidad con la remodelación y acondicionamiento de esta parte del camposanto, que se materializará en un convenio entre el Consistorio carbulense y la comunidad islámica asentada en el municipio.

El concejal de Cultura, Antonio Cobos (IU), ha explicado que con este acto pretendemos “tener en consideración la diversidad religiosa y atender sus necesidades para favorecer la integración de este colectivo, ya que supone un elemento fundamental para la mejora de la convivencia y el desarrollo igualitario en nuestra sociedad, en un momento histórico donde es más necesario que nunca estrechar lazos entre la ciudadanía y elevar la cohesión del diverso tejido de la localidad”.

La presidenta de la Junta Islámica y del Instituto Halal, Isabel Romero, por su parte, ha afirmado que este espacio “reivindica la igualdad de la ciudadanía en la diversidad”, en base a la aconfesionalidad del Estado que recoge la Constitución Española de 1978.

Romero ha añadido que “los derechos humanos nos igualan y nos comprometen en su defensa, y los gestores realizan el necesario ejercicio de cohesionar y dar respuestas a las necesidades generales y a las especificidades que cimentan el principio de la libertad y la diversidad”.

El cementerio municipal de Almodóvar del Río acoge desde hace años a dos de los destacados líderes de la comunidad musulmana española: el matrimonio formado por Sabora Uribe (fallecida en 1998) y Mansur Escudero (fallecido en 2010), que construyeron su casa en el municipio (Dar as-Salam) tras su conversión al islam, desde donde lo difundieron por toda España.

Mansur Escudero, además de presidente de la comunidad musulmana española, fue una de las voces más respetadas en la sociedad española y en las religiones, por su capacidad de diálogo.

Hashim Cabrera, miembro de la comunidad musulmana de Almodóvar del Río, ha explicado que la denominación de este recinto como De las higueras y de los olivos se debe a que el propio Mansur Escudero en el entierro de su mujer, Sabora Uribe, divisó una higuera y un olivo a su alrededor y así lo destacó.

Cabrera ha aprovechado el acto para hacer una petición “por la inclusión, por la fraternidad, por la igualdad, por el reconocimiento y por todos aquellos valores por los que nuestros hermanos, que aquí yacen, lucharon toda su vida”.

Por último, Hanif Escudero, hijo de Sabora Uribe y Mansur Escudero, ha agradecido todo el esfuerzo realizado por el Ayuntamiento, a la vez que puso de manifiesto que “lo que hacemos a nivel local puede tener un impacto global, eso es lo que pretendemos con este acto”, además de aseverar que “es importante normalizar la vivencia de la diversidad religiosa, porque el hecho de que podamos vivir la ciudadanía de una manera plena es digno y positivo para la convivencia en el presente y en el futuro”.

En el mandato 2011-2015 el pleno municipal del Ayuntamiento de Almodóvar del Río aprobó la reserva y utilización de suelo del cementerio municipal para el enterramiento de ciudadanos musulmanes.

Este acuerdo supuso cumplir un derecho fundamental recogido en la Constitución, en la Ley de Libertad Religiosa y, más concretamente, en los Acuerdos de Cooperación de 1992 entre el Estado y la Comisión Islámica de España (Ley 26/1992), donde el Estado español reconoce el derecho de los ciudadanos a recibir unos servicios funerarios de acuerdo con sus convicciones religiosas, filosóficas o culturales.