Vox quiere quitar la subvención a una ONG de Ceuta que trabaja con mujeres y niños marroquíes

Vox ha vuelto a insistir en la sesión plenaria de este miércoles en su exigencia de que se retire la subvención que recibe del Gobierno de la Ciudad la asociación DIGMUN. En esta ocasión lo ha hecho mediante una interpelación en la que ha acusado a la entidad de hacer proselitismo.

Vox ha vuelto a exigir este miércoles la retirada de la subvención a la asociación DIGMUN. Lo ha hecho mediante una interpelación en la que su portavoz, Carlos Verdejo, ha vuelto a insistir en argumentos que la formación viene expresando desde hace varios meses, como que la entidad atiende a menores extranjeros no acompañados o a mujeres marroquíes sin residencia en España. En esta ocasión, además, ha ido más allá y ha acusado a la asociación de hacer proselitismo político, volviendo a vincularla a Caballas y a formaciones de izquierdas.

La encargada de dar respuesta ha sido la consejera de Asuntos Sociales, Dunia Mohamed, con quien se ha vivido un momento de cierta tensión al equivocarse, en varias ocasiones, el portavoz de Vox en su apellido y referirse a ella como señora Hamed. La consejera no ha dudado a la hora de recriminarle este error, que posteriormente ha repetido hasta en tres ocasiones más, y subrayarle que no todos los musulmanes se apellidan igual.

Ya en el marco de la respuesta, la consejera ha señalado que la entidad lo que hace es atender a colectivos desfavorecidos y que no es excluyente, señalando además que no tiene conocimiento de que la entidad haga “proselitismo ni ideológico, ni político ni religioso”.

No satisfecho con la respuesta, el portavoz de Vox ha vuelto a la carga sobre un aspecto ya abordado, como los talleres de inmersión lingüística, que considera que legalmente deben otorgarse por concurrencia competitiva, algo que la consejera ha señalado que así se hará.

portavoz de Vox no ha dudado, además, a la hora de señalar que cuando el Gobierno atiende a extranjeros, en este caso menores y mujeres, está dejando atrás a españoles, señalando que no hace falta irse a buscar entre los marroquíes a colectivos desfavorecidos e insistiendo en que los menores deben ser devueltos a su país.