Mensajes anti-marroquíes de Vox en Ceuta tensan las relaciones con Marruecos

En varios mensajes de voz de WhatsApp del grupo de la Gestora de Vox en Ceuta, a los que ha tenido acceso EL ESPAÑOL, el secretario general de este partido en la ciudad, Juan Sergio Redondo, califica a Marruecos de país “chantajista” y se refiere a los marroquíes como “hijos de puta” y “panda de cabrones”.

La conversación con Francisco José Ruiz, Pachi, concejal de Vox y policía en excedencia, se refería a los menores marroquíes no acompañados -Menas- ubicados en la ciudad autónoma española.

“Marruecos es un país chantajista. Lo único que va a pasar si se les paga a estos hijos de puta es que van a coger el dinero, no lo van a utilizar para los menores y vamos a seguir teniendo menores de estos cabrones aquí en España. O sea, van a trincar la pasta y van a seguir entrando menores, con lo cual no les damos la pasta, nos ahorramos ese dinero y nos ahorramos el bochorno de ser los tontos de turno, que siempre tengamos que estar aguantando los chantajes y la tomadura de pelo de esta panda de cabrones”, se escucha a Redondo, voz perfectamente identificable pero que además hace alusión a su esposa y el puesto que ocupó en Extranjería.

Precisamente, la ciudad de Ceuta solicitó la colaboración económica y asistencial del Gobierno central para la atención de los menores extranjeros no acompañados. Desde el mes de agosto de 2019 hasta marzo de 2020, la presencia de estos menores en Ceuta se ha incrementado en un 90%, pasando ya de los 500 niños y adolescentes marroquíes acogidos.

En su atención, el Gobierno autónomo gasta 12 millones de euros anuales, según cifras facilitadas recientemente por Mabel Deu (PP), consejera de Presidencia y de Relaciones Institucionales de Ceuta.

Según el Ejecutivo ceutí, la ciudad supone el 0,18% de la población de España, pero acoge al 4% de los menores no acompañados, con lo cual tiene una carga 22 veces superior a la que le correspondería.

Expulsión a los 18

En esta situación, Redondo -dirigente de Vox- propone en los mensajes de WhatsApp: “Yo me quedo con los menores, lo de la nacionalidad derivativa hay que estudiarlo, no es automático (…) Estarán tutelados el tiempo que tengan que estar tutelados, en régimen de internamiento, y cuando haya que expulsarlos se les expulsa. Nuestra máxima es la de siempre, la entrada ilegal en nuestro país no puede derivar de ninguna forma a una situación legal. Con lo cual, si han entrado legalmente en el país y nos obligan a tutelarlos, los tutelaremos, pero cuando cumplan los 18 años se les expulsa directamente”.

En los consejos que da Redondo a Carlos Verdejo, portavoz de Vox en Ceuta, para un escrito de Vox sobre los menores marroquíes, dicta “realizar las pertinentes modificaciones normativas para, como ocurre en otras regiones de España, permanezcan en un régimen de internamiento cerrado y permanentemente custodiado. Creo que suena como más contundente, lo otro parece como tenerlos ahí y que puedan salir si se portan bien o son buenos. Hay que ser más contundentes, que la gente vea que tenemos firmeza, decir que estos tíos tienen que estar en un régimen cerrado y permanentemente custodiados. ¿Qué cojones es eso de que puedan entrar o salir? Debemos de darle ese sesgo”.

Los audios surgen mientras el Gobierno de Pedro Sánchez intenta rebajar el enfado de Marruecos por un tuit de Pablo Iglesias pidiendo el referéndum de autodeterminación para el Sáhara Occidental. Un momento crucial, justo a las puertas de la Reunión de Alto Nivel entre Marruecos y España prevista para el 17 de diciembre, y que no se organiza desde 2015.

La aversión del partido de extrema derecha contra los musulmanes se pone de manfiesto en otros audios: “Es para mearse, tío, que tú veas a los moros aquí en Ceuta, que todos han participado históricamente de las principales matanzas de la Guerra Civil que se le achacan a Franco; y que te vengan aquí los moros, que son deudores totalmente de la figura de Franco, a decir que Franco es racismo y odio, te lo ponen a huevo, tío. Es que me lo estoy pasando pipa, qué cojones”.

¿Denuncia de Marruecos?

En total existen cerca de 50 audios, filtrados por uno de los integrantes del chat de la Gestora Vox, en los que incluso se arremete contra la cúpula del partido, en la persona de Javier Ortega Smith, secretario general nacional.

Estos mensajes habrían sido enviados en verano, pero no se han filtrado hasta ahora por temor a represalias. En octubre, el Juzgado de Instrucción número 5 de Ceuta archivó una denuncia interpuesta por Redondo contra tres periodistas que habían publicado algunos audios anteriores.

Los mensajes han llegado a Marruecos. Según ha podido saber El ESPAÑOL, una asociación del norte del país estudia denunciar el contenido de algunos de los WhatsApp ante la Justicia marroquí.

A principios de año ya se filtraron otros mensajes del chat de WhatsApp de la Gestora Vox en Ceuta contra el Islam y los musulmanes. Entonces indignaron a la población musulmana, que supone la mitad de la ciudad autónoma española. Hubo una manifestación multitudinaria contra el racismo y se pidió también la dimisión de Juan Jesús Vivas, presidente de la ciudad, por pactar con Vox para sacar adelante los Presupuestos.

En febrero, el partido local Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía (MDyC) denunció los mensajes. El Ministerio Fiscal consideró que podrían “incitar al odio”, o considerarse “racistas” y “xenófobos”. Aunque el Juzgado archivó la causa, sigue en la Audiencia en recurso de apelación.