Continúan las obras en el cementerio musulmán de Lucena

El concejal de Obras y Cementerios del Ayuntamiento de Lucena, César del Espino, ha informado sobre la culminación de las obras del edificio principal del cementerio musulmán Al-Yussana, ubicado en el recinto del cementerio cristiano de San Jorge. De esta manera se culmina la primera fase de su construcción, que ahora está pendiente de una segunda, que afectará a las unidades de enterramiento.

Según Del Espino, «ahora queda mantener una reunión con la comunidad musulmana para adaptar de cara a establecer los criterios y la normativa sanitaria que deben cumplir, que deberán ajustarse al reglamento municipal y a la normativa establecida por la Junta de Andalucía». Del Espino asevera que «el cementerio musulmán no tendrá una entrada independiente, será un recinto totalmente abierto, y será gestionado por los servicios municipales». Algo que para cualquier visitante del cementerio de San Jorge no concuerda con las obras desarrolladas, en las cuales no solo se aprecia una entrada independiente, sino que además ya está construida una valla de cerramiento del recinto.

El Ayuntamiento adjudicó las obras del cementerio musulmán a la empresa Promociones Moral Pareja SL por un importe de 95.832 euros, siendo este el primer cementerio musulmán que se ubicará en la provincia fuera de la capital y ofrecerá servicio a la toda la comarca. El proyecto fue fruto del esfuerzo de cuatro años de trabajo para que la comunidad musulmana cuente con un espacio diferenciado en el cementerio de San Jorge. El proyecto surgió a propuesta del entonces responsable de los inmigrantes musulmanes, Hamid Abqari, al alcalde de Lucena, Juan Pérez, con motivo de la visita de la familia de Hamza, el niño de origen marroquí residente en Lucena que murió ahogado en el parque Aquasierra de Villafranca en una excursión con sus compañeros del IES Cervantes.