El presidente de la Generalitat Valenciana se disculpa por un anuncio institucional que comparaba a los musulmanes con el coronavirus

Ximo Puig ha comenzado con mal pie la celebración del 9 d’Octubre más insólito que se recuerda. El presidente de la Generalitat Valenciana aseguró ayer que el anuncio institucional emitido en varios medios de comunicación para conmemorar la festividad del 9 d’Octubre «ya está retirado» y pidió perdón porque se trata, según dijo, de una «campaña impropia».

La Dirección General de Promoción Institucional dio a conocer también por su parte la retirada del texto de la campaña que comparaba a los habitantes de la València conquistada por Jaume I con el covid-19 tras haber recibido numerosas críticas. El texto difundido recordaba que el 9 de octubre se celebra la entrada de Jaume I en València en 1238, y señalaba que este año «no habrá en las calles multitudes para recibirlo, ni lo celebraremos con la alegría de siempre porque batallamos contra un enemigo tan poderoso como aquel al que se enfrentó el rey, hace 782 años».

La publicación recibió numerosas críticas de dirigentes políticos de todos los colores, entre ellos, de representantes del PP, Compromís y Unides Podem, y obligó a la Dirección General de Promoción Institucional a retirarla «debido a las interpretaciones a las que ha podido dar lugar y que, en ningún caso, eran intención de la campaña». La directora general de Promoción Institucional, María Fernanda Escribano, también pidió disculpas y subrayó que la Generalitat tiene como una de sus banderas la defensa de la diversidad y de la riqueza cultural e histórica de la Comunidad Valenciana, así como de los valores de pluralidad, igualdad y no discriminación. A preguntas de los periodistas sobre esta campaña, el presidente indicó que «desconocía absolutamente» la existencia de esas cuñas y aseguró desconocer «por qué se ha producido así la creatividad», haciendo hincapié en que ordenó rápidamente que se retirara en cuanto tuvo conocimiento y pidió perdón porque «es una campaña inapropiada», según dijo. También la vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra, reaccionó en Twitter respondiendo a una de las críticas con un emoticono de asombro.

El anuncio había sido criticado por dirigentes políticos como el diputado de Compromís por Valencia, Joan Baldoví; la coordinadora de Podem en la Comunidad Valenciana, Pilar Lima; y el eurodiputado valenciano del PP Esteban González Pons, quien apuntó en su cuenta de Twitter que esta campaña «hace un paralelismo entre musulmanes y covid» y señaló: «El lenguaje bélico produce estos efectos, la Reconquista no es la II Guerra Mundial, los moros no eran un virus. Vuelvo a pedir que la corrijan». También en esa red social Lima señaló que «ni los musulmanes son enemigos, ni el virus es un ejército», añadiendo que «no queremos racismo en nuestro 9 de octubre». Por su parte, Joan Baldoví dijo que esta campaña es «desafortunada y hay que corregirla inmediatamente», porque «el 9 de octubre es la diada de todos los valencianos y el día en el que hasta los menos apasionados sienten orgullo de su pueblo. Hagamos que así sea».