Ayuntamiento y la comunidad musulmana de El Ejido cooperarán en la lucha contra el coronavirus

La Sala B del Teatro Auditorio acogió este viernes 4 de septiembre una importante jornada de trabajo y de coordinación entre el Ayuntamiento de El Ejido, la delegación de Salud y la comunidad árabe y musulmana de El Ejido para definir las acciones conjuntas de concienciación y sensibilización dirigidas a controlar y frenar el número de casos de COVID-19 entre la población inmigrante, que registra el mayor porcentaje de contagios del total que se da en el municipio.

El foro estuvo coordinado por el alcalde de El Ejido, Francisco Góngora, con la participación del director del Hospital de Poniente, Pedro Acosta; representantes de la comunidad musulmana así como los ediles del equipo de Gobierno de las concejalías de Servicios Sociales y Sanidad y concejales de la Corporación.

El primer edil resalta la necesidad de “continuar trabajando de forma conjunta para mejorar la comunicación, colaboración e intervención, articulando diferentes ejes de actuación entre los grupos de población más vulnerables e insistiendo en la importancia de cumplir con la normativa frente a la COVID-19”. Góngora agradeció “la gran disposición de los representantes de la comunidad árabe de trabajar conjuntamente para proteger la salud de todos los ciudadanos del municipio”.

Esta reunión dio como resultado el diseño de acciones locales como la constitución de un Grupo de Trabajo unidireccional con todas las partes implicadas; creación en cada núcleo de ‘Grupos de Información COVID’ haciendo uso del ‘boca a boca’, WhatsApp y redes sociales; realización de una campaña de PCR en zonas vulnerables; y la elaboración y difusión de material audiovisual en diferentes idiomas.

De todas estas actuaciones van a informar los imanes de las diferentes mezquitas durante el rezo de los viernes, además de recordar durante la oración que se debe cumplir de manera escrupulosa con las medidas preventivas e instrucciones recomendadas por las autoridades sanitarias como el lavado de manos, el uso de la mascarilla o la distancia social, así como respetar el aislamiento domiciliario en caso de positivos, reducir el exceso de movilidad y evitar las aglomeraciones.

Góngora asegura que “todos los que den positivo en pruebas de COVID-19, sospechen de serlo o se hayan relacionado con personas enfermas, deben de respetar estrictamente el aislamiento y que durante el periodo de cuarentena se les va a garantizar todos los recursos sanitarios y sociales necesarios”.

Por su parte, la Comunidad árabe y musulmana mostró en la reunión su total disposición a colaborar y trabajar en el deber de proteger la salud pública, participando activamente en cada una de las acciones establecidas para tal fin.