El PSOE denuncia como «discriminatoria» decisión de Ayuntamiento de Zaragoza sobre cementerio musulmán

Una decisión «arbitraria, excluyente y discriminatoria». Así calificó el concejal socialista Horacio Royo la medida adoptada por el equipo de Gobierno PP-Cs en el Ayuntamiento de Zaragoza, que dirige el alcalde Jorge Azcón, con respecto al acceso al cementerio de un colectivo como el de la población musulmana que, según denunció el edil, no podrá ser enterrada en el camposanto de Torrero si no está empadronada en la ciudad. Por eso le exigió que adopte las «medidas necesarias» para garantizar la libertad religiosa y los derechos de todos los ciudadanos, ya que se trata de una prohibición que no se impone a los no empadronados que practican la religión católica y eso supone un trato discriminatorio.

«Queremos manifestar nuestro malestar con esta decisión adoptada de negar la sepultura conforme a los ritos y creencias islámicas a aquellas personas que no estén empadronadas. Los cementerios son una competencia esencial de los ayuntamientos y en un país aconfesional como el nuestro donde existe libertad religiosa es obligación del consistorio garantizar que se cumple con las creencias de todos los ciudadanos de Aragón», expuso el edil socialista.

Royo anunció que en la próxima Comisión de Urbanismo, que se celebrará el próximo mes de septiembre, planteará esta petición para «habilitar las medidas que sean estrictamente necesarias» para garantizar esa libertad religiosa y de culto en Zaragoza. Y es que, recordó el concejal, con la comunidad cristiana esta discriminación no se da. Sean de Zaragoza o no estén empadronados en la ciudad, se les permite el enterramiento en el camposanto de Torrero.

También considera grave que esta medida se haya adoptado de forma unilateral por el equipo de Gobierno PP-Cs, sin consultar con el resto de grupos ni con la mesa de seguimiento de un convenio firmado hace años que habilitaba esta posibilidad para los ciudadanos musulmanes, fueran o no empadronados en Zaragoza. Es ahí, opinó el concejal socialista, «donde deberían debatirse estos temas» y no adoptar soluciones precipitadas sin consultar ni siquiera con los afectados.

No obstante, tras esta decisión podría estar un problema aún mayor, y es la acuciante falta de espacio que existe en  este cementerio musulmán, separado del resto, y que aún no ha sido ampliado.