Mezquitas de Almería posponen su apertura

La comunidad islámica se cura en salud y mantendrá cerradas las mezquitas a pesar del cambio de fase en la provincia de Almería. Los imames deciden conservar las medidas de prevención frente al coronavirus a pesar del levantamiento parcial de las restricciones.

Miembros de la comunidad islámica señalan que las mezquitas “permanecerán cerradas hasta que se pueda garantizar la seguridad y la salud de todos”. «A pesar de que anhelamos retornar pronto a las mezquitas y rezar en ellas, no podemos permitir que rece solamente un tercio de los fieles, porque no podríamos decidir quién puede rezar y quién no, lo que conllevaría la discriminación entre los propios musulmanes”, añaden en una comunicación oficial.

“Nuestra preocupación por los fieles musulmanes es la misma que tenemos por cualquier otro ciudadano y también por los vecinos de la mezquita, que nos importa que estén en perfecto estado de salud y que mantengamos con ellos una relación basada en el respeto y en la convivencia”, señala un documento firmado por el Centro de Imames en la provincia de Almería.

La decisión gana mayor relevancia al producirse dentro del periodo de Ramadán. Los musulmanes sacrifican su estancia en lugares de culto para proteger a la población y consideran que hay diferencias con otras confesiones que aconsejan conservar los cuentos cerrados.

Según las directrices del Gobierno, para la fase 1 del desconfinamiento, los lugares de culto pueden acoger un tercio de su aforo total.