Kanouté realiza una campaña para la construcción de una gran mezquita en Sevilla

Hay jugadores que además de por jugar muy bien al fútbol se destacan por ser comprometidos en otros asuntos más sociales. Es el caso de Frederic Kanouté, una de las mayores leyendas del Sevilla FC y también un hombre comprometido con sus creencias, empeñado en demostrar en occidente que el Islam es una religión de paz.

Uno de los caballos de batalla del maliense cuando estuvo en Sevilla fue ayudar a los musulmanes de la ciudad, y por ello Kanouté tiene en marcha desde hace un año una campaña para construir una nueva mezquita en la capital hispalense, y está cerca de conseguirlo.

Según apunta The National, medio de Abu Dhabi, ya ha conseguido 750.000 dólares del millón que se puso como objetivo. Será la primera mezquita construida en Sevilla en siete siglos, y la campaña lleva por lema #Kanoute4SevilleMosque.

“El fútbol siempre fue mi pasión, siempre me ha gustado jugar fútbol. Se ha convertido en mi carrera, pero el día que conozca a Dios no me preguntará cuántos goles he marcado en mi carrera «, expresó en su día.

La campaña de Kanouté

La campaña comenzó hace aproximadamente un año, y así la definió Kanouté. «Aquí en Sevilla… con una comunidad musulmana cada vez mayor, creo que es necesario tener un lugar más grande. Así que ahora creo que es el momento para que tengan un lugar de culto más digno, pero no solo para que toda la comunidad en general se una, y especialmente la próxima generación, para que no solo puedan aprender su religión correctamente, pero también para comprender que la comunidad debe unirse y ser una especie de espacio multicultural de diálogo entre comunidades”.

Ya en su 2007, la generosidad de Kanouté, con unos 600.000 euros, permitió que la a Fundación Mezquita de Sevilla siguiera siendo un lugar de culto para él y otros musulmanes en la ciudad.

Es cierto que en Sevilla hay diferentes mezquitas pero que no fueron construidas como tal, sino que están en locales o garajes y ahí radica la gran novedad en este apoyo del malí. «Ayudé a la comunidad musulmana en Sevilla hace unos años. En el momento en que buscaban salvaguardar su lugar de culto. Les ayudé a mantener su mezquita temporal», recordó el ex delantero del Sevilla.