20.000 musulmanes extremeños iniciaron el Ramadán

Unos 20.000 musulmanes extremeños celebran este año el Ramadán en confinamiento debido a la situación generada por el coronavirus, con las mezquitas cerradas y los rezos y el ayuno en casa con las familias.

El Ramadán, el mes de ayuno, es uno de los cinco pilares del culto en el Islam, que se practica durante este periodo (29/30 días) desde el crepúsculo astronómico matutino, el alba, hasta la puesta del sol, el ocaso.

La Comisión Islámica ha hecho un llamamiento a todos los musulmanes de la comunidad para que “colaboren con la autoridad, y se evite cualquier desplazamiento por el bien de la sociedad”.

En este sentido, se ha publicado un informe con las direcciones de todos los establecimientos y carnicerías musulmanas de Extremadura, y cuál ofrece los servicios a domicilio para cubrir las necesidades del colectivo sin necesidad de desplazarse a otro pueblo.

El ayuno

El ayuno es completo durante el horario diurno de toda ingesta de alimentos y bebida, además de no estar permitida las relaciones íntimas, para dedicar con mayor intensidad el tiempo “al recuerdo de Dios, la oración, la ayuda al necesitado, la solidaridad humana y el recogimiento espiritual”.

“Este mes tiene una importante significación religiosa, pues es en el cual comenzó la revelación divina del último testamento, el Corán, a través del ángel Gabriel al último profeta, Muhammad, quien lo transmitió al resto de la humanidad”, ha explicado este colectivo.

Por tanto, es en este mes del Ramadán en el que “se recita y recuerda especialmente todo este compendio de la palabra de Dios”.