El presidente de Ceuta felicita a los musulmanes por el Ramadán

El presidente de la Ciudad de Ceuta, Juan Vivas, ha mandado su tradicional mensaje de felicitación del Ramadán a la comunidad musulmana de Ceuta. Lo ha hecho en un contexto distinto, en plena expansión del coronavirus, hecho en el que ha incidido durante toda su intervención. “Por razón del drama que España vive y Ceuta en particular, como consecuencia de la pandemia que estamos sufriendo, este año estoy seguro que será un Ramadán especial”.

Vivas ha incidido en algunos de los valores que representan al Ramadán, que más que nunca se muestran como imprescindibles para que la sociedad ceutí pueda salir lo antes posible de este escenario de estado de alarma. “Estos valores que pone de manifiesto el Ramadán como son el recogimiento, la oración, el ayuno y el sacrificio hay que ponerlos a disposición en forma de intenciones y deseos de esas personas que a causa del drama que estamos viviendo, están sufriendo”.

Precisamente porque estos valores se ponen más de relieve que nunca, el presidente de la Ciudad habla de un Ramadán “más auténtico” en el que actitudes como “hacer el bien” o “cultivar la fraternidad” están aún si cabe más presentes. “Y para hacer el bien, significa que tenemos que respetar las reglas del confinamiento. Significa que tendremos que cambiar algunas de las cosas que habitualmente se hacen en Ramadán. Hay que tratar de evitar las aglomeraciones, las reuniones de muchas personas. Eso implica un sacrificio también desde el punto de vista familiar, pero hay que hacerlo por la salud de todos, hay que hacerlo por el bien de todos.

“Cuidar la salud de todos”, en definitiva. En este sentido, también ha dedicado unas palabras a los colectivos que trabajan en pos de la salud pública. “Esas personas que trabajan todos los días para, aún a riesgo de su propia integridad física, proteger la salud de los demás. Los sanitarios. Los policías. Los que mantienen la cadena alimentaria, los que nos hacen llegar los productos básicos, los farmacéuticos…”.

En el otro extremo de esta pandemia, la cara más dramática: quienes han perdido a alguien a causa de este virus. De ellos también se acuerda el presidente de la Ciudad: “Esas personas que han perdido a un ser querido. Esas personas que están luchando para sacar adelante su salud para salir delante de la enfermedad. Yo creo que esas buenas intenciones que se recogen en esa buena espiritualidad que tiene el Ramadán, tiene que ir en beneficio de estas personas, en beneficio de los que más sufren. Y también cultivar la fraternidad significa ponerse al lado de los que lo pasan mal por razones económicas y sociales”.

“Ese es otro de los componentes del drama que estamos viviendo. De ellos también hay que acordarse. Porque no habrá una salida de esta crisis tan profunda si no es una salida para todos, y en especial pensando en los más débiles”, ha recalcado.

Por último, Vivas ha cerrado su mensaje deseando “este año más que nunca, de todo corazón y en nombre de todos los ceutíes, mucha salud para todos”.