Comunidad islámica en Talayuela pide la apertura de un cementerio musulmán

La asociación An-Nur, representante de la comunidad islámica en Talayuela, entregó la pasada semana en el Ayuntamiento de una solicitud de apertura de un cementerio musulmán en el municipio. Lo hizo su presidente, Yahya Benaouda, quien ha comunicado en nota de prensa la intención de An-Nur de comprar un terreno para este fin, si aprueban su solicitud.

En esta localidad cada vez es mayor el número de inmigrantes de origen marroquí, por lo que cada vez aumentan más las probabilidades de que fallezcan en el pueblo. Hasta ahora, todas las personas fallecidas musulmanas eran enterradas en el cementerio de Madrid, pero actualmente ya cada vez es menos posible debido a que este se encuentra colapsado y en breves no habrá espacio para más fallecidos.

Debido a este confinamiento, las fronteras están cerradas y por este motivo cualquier persona que fallezca por esta enfermedad o por otra causa diferente, no podrá ser repatriada a su país.

«Por ello nos gustaría solicitar un terreno en el que podamos abrir un cementerio para la población musulmana, en el que podamos enterrar a aquellos fallecidos musulmanes de toda la región de Extremadura, lo que supondría una facilidad y una alegría por poder tener las tumbas de nuestros seres queridos cerca y así poder visitarlas», asegura la comunidad islámica en la solicitud.

«En otras circunstancias hay familias que no tienen recursos económicos para repatriar los cadáveres a Marruecos, ni para poder enviarlos a Madrid», añade.

La asociación An-Nur está dispuesta a «comprar el terreno, en caso de que se le pueda facilitar la tramitación, y a adoptar las medidas necesarias además de solicitar la autorización medioambiental para abrir el cementerio», concluye.