Líder sindical de Ceuta: Los mensajes racistas de WhatsApp ofenden a todos los ceutíes

Aróstegui (CCOO) advierte que los mensajes racistas de WhatsApp no solo han causado ofensa entre los musulmanes de Ceuta sino entre todos los ciudadanos

Aróstegui (CCOO) advierte que los mensajes racistas de WhatsApp no solo han causado ofensa entre los musulmanes de Ceuta y cree que, “más allá de lo que digan los jueces, lo importante es que los ciudadanos de bien, y en Ceuta los hay y muchos, arrinconen; expulsen; y avergüencen a quienes se dedican a propagar ese tipo de ideas”

El secretario general de CCOO Ceuta, Juan Luis Aróstegui, se ha pronunciado acerca de lo que considera “un virulento auge de la ideología de extrema derecha que, de alguna manera, está poniendo en jaque a nuestra ciudad, nuestra sociedad y nuestro futuro“. “Quienes quieran propagar la semilla del odio en esta ciudad se van a encontrar en frente con CCOO, que no tengan la menor duda” ha advertido Aróstegui.

Los mensajes de WhatsApp racistas

Al respecto de los mensajes racistas y supremacistas que supuestamente habrían sido emitidos desde los números de teléfono de algunos de los líderes de Vox Ceuta, el secretario general de CCOO ha señalado que su contenido no solo ofenden a los musulmanes de Ceuta: “A mí, y yo no soy musulmán, me ofenden. A CCOO, que no tiene confesión ideológica ni religiosa, también le ofenden. Nos ofende cualquier comunicado que atente a la dignidad de los seres humanos y eso está sucediendo en nuestra ciudad de una manera especialmente dolorosa”. Además, Aróstegui ha añadido que Ceuta necesita “que desaparezcan de una vez por todas esa turba de trogloditas psicópatas que solamente quieren enemistar a unos con otros y destrozar la convivencia en nuestra ciudad”.

CCOO no tomará por el momento iniciativas jurídicas porque Aróstegui entiende que es más importante, en el debate moral, confrontar el contenido que denunciarlo en los juzgados. “Lo importante es que la ciudadanía entienda que hay determinadas cosas que no se pueden decir de ninguna manera, bajo ningún concepto. Y, más allá de lo que digan los tribunales, lo importante es que los ciudadanos de bien, y en Ceuta los hay, y muchos, arrinconen; expulsen; y averguencen a quienes se dedican de propagar ese tipo de ideas; consignas; e inventivas, que lo único que hacen es minar los cimientos de esta ciudad. No vamos a ser especialmente beligerantes en materia judicial, pero sí en el debate público” apunta Aróstegui.

“Queremos a Ceuta como es Ceuta”

Para el secretario de Comisiones, “los Derechos Humanos y los valores democráticos, que son el código ético más avanzado de la historia de la humanidad, no puedan entrar en un proceso de involución por culpa de exaltados que, ni entienden esta ciudad, ni quieren a esta ciudad, ni quieren a quienes vivimos en ella. Ceuta es una ciudad en la que convivimos personas que profesan distinta religión y procedencia y de eso nos sentimos orgullosos.

Por último, Arostegui añade: “Nosotros queremos a Ceuta como es Ceuta, no queremos que Ceuta sea otra cosa distinta para que nadie que sea heredero de la pata del Cid se pueda sentir victorioso de nada. Queremos a la gente que se pasea por nuestras calles. Algunas son musulmanes, otras cristianas y cada uno es lo que le dé la gana, que los ateos también tienen su rinconcito en todo esto. Lo único que decimos en que eso es un valor de esta ciudad y que cuenten con CCOO como un aliado en primera fila para la defensa de la democracia en Ceuta”.