El Lehendakari recibe a una delegación de musulmanes

El lehendakari, Iñigo Urkullu, asistió el 17 de enero a la primera reunión en dos años con las comunidades musulmanas en Euskadi

0

El lehendakari, Iñigo Urkullu, asistió el 17 de enero a la primera reunión de la Comisión Asesora ADOS, creada hace casi dos años para promover la colaboración con las comunidades musulmanas en Euskadi. En esta primera cita, Urkullu presentó a los imanes de las mezquitas vascas y a los representantes de las asociaciones de musulmanes el Manifiesto por la Convivencia, que incide en la importancia de contar con un sentido de pertenencia comunitario en torno a valores democráticos.

En su intervención ante 39 imanes de mezquitas ubicadas en la Comunidad Autónoma Vasca y los miembros de la Comisión ADOS, el lehendakari señaló que «compartir los principios y compromisos» contenidos en el Manifiesto por la Convivencia «es lo que nos hace ser parte del mismo equipo». El lehendakari recordó que «todos los ciudadanos y ciudadanas tienen derecho a no sufrir discriminación alguna por razón de su cultura, religión o convicciones y a ejercer su libertad de conciencia sin más restricción que el respeto a los derechos de los demás». Este es el punto de partida de la Comisión ADOS, cuyo principal proyecto es defender una convivencia pacífica en el respeto a la pluralidad y facilitar la existencia de un islam integrado en la realidad vasca de la que ya forma parte. «Todas las sociedades desarrolladas son diversas. Esta pluralidad es sinónimo de libertad y también de progreso. Las países más prósperos son aquellos que han demostrado una mayor capacidad de armonizar su diversidad», destacó Urkullu.El Manifiesto por la Convivencia elaborado por la Comisión destaca que «una convivencia plural e inclusiva necesita asentarse en la solidez de principios éticos universales y en los valores democráticos. Promover y sostener una convivencia integrada e integradora no resulta fácil, pero es indispensable para promover el bien común. Es desafío y fuente de oportunidades».

En este sentido, el lehendakari invitó a los representantes de las comunidades musulmanas a compartir una causa común: «Defender e impulsar una cultura de convivencia, basada en la ética prepolítica y prerreligiosa de respeto a la dignidad humana». Una ética que tal y como recoge el manifiesto se basa en cinco compromisos básicos: compromiso con los derechos humanos y con la cultura de paz y el respeto a la persona; compromiso con el pluralismo y la diversidad; compromiso con la igualdad de género; compromiso con la solidaridad, y compromiso con la convivencia social.

Tras la intervención de Urkullu, en Lehendakaritza se celebró un encuentro de trabajo entre la representación de los imanes de las mezquitas vascas y la Comisión ADOS en la que, entre otras cosas, adoptaron la decisión de crear una red de comunicación entre ambos grupos. Además, los miembros de la Comisión ADOS informaron a los imanes de algunas de las decisiones que ha adoptado recientemente, como la de difundir el Manifiesto por la Convivencia y proponer a todos sus integrantes y a cuantas entidades e instituciones lo deseen, darle la máxima divulgación. La Comisión acordó adherirse al acuerdo educativo Gizalegez y ayer propuso a todas las entidades que representan la diversidad de culturas, religiones y convicciones de la sociedad, que valoren su adhesión al mismo.