Musulmanes de Algeciras se quejan por la falta de un cementerio

Mohamed El-Mkaddem, segundo imán de la mezquita algecireña Al-Houda ha vuelto a expresar el malestar de muchos musulmanes por la falta de un cementerio

42

Mohamed El-Mkaddem, segundo imán de la mezquita algecireña Al-Houda (que alumbra el buen camino), ha vuelto a expresar el malestar de muchos musulmanes de la ciudad porque en ella no exista un cementerio en el que poder enterrar a los fallecidos por el rito que marca su religión. El caso de una señora que murió hace escasos días en el hospital de Jerez de la Frontera ha reverdecido la reclamación: «Nosotros somos tan algecireños como cualquier persona que también lo sea de cualquier otra religión ¿Por qué no tenemos derecho a descansar aquí como todos los demás?».

El caso es que la señora fallecida en Jerez va a ser finalmente enterrada en Algeciras, pero porque su pareja sentimental ha autorizado la inhumación aunque no se realice por el rito mulsulmán. Este es un entierro de beneficencia por la mala situación económica de la finada y el hombre que la ha acompañado hasta sus últimos días. «Estamos dolidos porque el Ayuntamiento no ha querido darnos el teléfono de su pareja para que pudiésemos ponernos en contacto con él y facilitarle que se hubiera enterrado por el rito musulmán», ha explicado Mkaddem

Son dos problemas diferentes los que concurren en este caso. Por un lado, el desencuentro entre el imán y el Ayuntamiento para coordinar este enterramiento. A los miembros de la comunidad islámica no les hubiera importado pagar y gestionar la inhumación haciendo una colecta. Y ven mal que no se les haya permitido estar en contacto con el familiar de la fallecida. Mkaddem afirma que otras veces sí se ha hecho así.

El otro problema, el que más importa a los musulmanes algecireños, es que en la localidad no haya un cementerio que pueda acoger a los fallecidos de esta confesión. Sí lo hay en otros municipios andaluces con muchos menos residentes musulmanes como el propio Jerez, Fuengirola o Lucena. 

Mkaddem no sabe cuántos musulmanes viven en Algeciras, pero algunos cálculos apuntan a unos 15.000 ciudadanos. Explica que un cementerio en el que poder enterrar bajo este rito no requiere nada del otro mundo: «Lo hacemos en la tierra y el cuerpo va orientado a La Meca, nada más», finaliza. La de MKaddem no es más que la reiteración de una solicitud que los seguidores de la confesión islámica han planteado a sucesivas corporaciones municipales de la calle Convento sin obtener, hasta ahora, resultado positivo.

El Ayuntamiento de Algeciras ha sido consultado por este asunto pero, por el momento, no ha emitido respuesta alguna.