Rumí: Es absolutamente prioritario entender e incorporar a la comunidad musulmana

La secretaria de Estado de Migraciones en funciones, Consuelo Rumí, ha considerado "prioritario" entender e "incorporar" a la población musulmana

89

La secretaria de Estado de Migraciones en funciones, Consuelo Rumí, ha considerado «absolutamente prioritario» entender e «incorporar con naturalidad» a la población musulmana que, en la actualidad, supone «una parte significativa» del cambio demográfico del país.

Así lo ha afirmado, este martes, durante su intervención en el ‘Taller sobre sinergias y buenas prácticas para abordar el racismo y la discriminación a los musulmanes’, que se ha celebrado en Madrid.

En su discurso, Rumí ha señalado que, para combatir el racismo y la intolerancia es también «prioritario» promover la integración, a lo que ha añadido que «el fenómeno de la discriminación y la intolerancia hacia los musulmanes van más allá del racismo y la xenofobia hacia el extranjero».

La secretaria de Estado ha reconocido que la disponibilidad de datos en esta materia es «escasa», pero ha destacado distintos estudios que, a su juicio, dejan claro que la población musulmana sufre intolerancia y discriminación en el empleo. «Así lo reconocen un 35% de los que buscan un trabajo en la Unión Europea y un 23% en España», explica.

Una población “arraigada”

«Son objeto de discriminación en el acceso a la vivienda, en los centros educativos, en la imagen que los medios de comunicación muestran de ellos, en el discurso político, sufren delitos de odio y son víctimas de estos discursos en Internet y en las redes sociales,» ha asegurado Rumí.

A pesar de la situación de exclusión que vive este colectivo, especialmente los jóvenes, causada por las dificultades para avanzar en la escala social y en su proyección personal y laboral, la responsable de Migraciones en funciones ha matizado que «se sienten arraigados y vinculados al país dónde viven y valoran el Estado de derecho.

«El respeto mutuo, independientemente del país de origen, religión, cultura, idioma y de cualquier otra circunstancia, es una obligación y también una condición inexcusable de cualquier sociedad democrática», ha afirmado, antes de recordar que, «por esta razón, es tan importante prevenir y combatir el racismo, la xenofobia y la intolerancia en sus distintas expresiones».

Finalmente, Rumí ha señalad que su departamento está trabajando con el objetivo de que «el progreso de la sociedad, cada vez más plural y diversa, lo haga sobre pilares construidos desde la tolerancia y el respeto mutuos». «Y con el enriquecimiento que aporta el conocimiento del otro, un camino que se recorre mucho mejor apartando los estereotipos que nos encontramos en el camino», ha concluido.