Varios establecimientos cordobeses llevarán la marca «Muslim Friendly»

Los establecimientos turísticos cordobeses ya podrán incorporar productos y servicios dirigidos a los musulmanes gracias a la nueva certificación Muslim Friendly

268

Los establecimientos turísticos cordobeses ya podrán incorporar productos y servicios dirigidos a los musulmanes gracias a la nueva certificación puesta en marcha por el Instituto Halal y que se ha presentado este miércoles en Fitur. Su nombre es Muslim Friendly -Amigo de los musulmanes- y que surge como una solución intermedia entre el deseo de las empresas turísticas de incorporar la certificación Halal y la problemática para estos a la hora de implantar este tipo de requisitos en contextos donde el Islam es una minoría religiosa.

Conscientes de esta problemática, el Instituto Halal, a través de Halal International Tourism, ha desarrollado esta certificación accesible para prácticamente cualquier tipo de establecimiento turístico, dividiendo en dos niveles los requisitos necesarios para obtener esta certificación. De este modo, y con independencia de la capacidad de la empresa para adaptar sus instalaciones y oferta de servicios, las empresas que deseen prestar servicios a los turistas musulmanes podrán hacerlo de una manera más segura, sencilla y económica.

Entre otros beneficios para las empresas cordobesas, esta certificación permite articular una oferta de servicios turísticos Muslim-Friendly acorde a las posibilidades de cada empresa, convivir la oferta de servicios turísticos no Halal con la Muslim-Friendly, posicionarse como un destino o un establecimiento Muslim-Friendly y desestacionalizar el mercado, convirtiendo en temporada alta los meses del año en los que viajan por turismo los turistas musulmanes.

Según ha expuesto la presidenta del Instituto Municipal de Desarrollo Económico del Ayuntamiento de Córdoba, Mar Téllez, esta certificación “suponer abrir las puertas a un escenario de oportunidades” que está creciendo muy rápido. Atendiendo a los datos, en 2017, los musulmanes destinaron 177.000 millones de dólares a hacer turismo, lo que representó un incremento de un 4,7% con respecto al año anterior. El gasto de los musulmanes fue más alto, incluso, que el de los turistas estadounidenses, alemanes o británicos.

Téllez ha resaltado las cuatro declaraciones de Patrimonio Mundial de la Humanidad de la Unesco que tiene Córdoba y que “forjan esa brújula para la convivencia y la atracción de miles de visitantes de todo el mundo”, por lo que esta certificación hará más competitivas a las empresas.

La directora de la Escuela Halal, Bárbara Ruiz Bejarano, ha explicado que el mercado de turismo Muslim Friendly “presenta ciertas características que lo convierten en una atractiva oportunidad para las empresas”. De los cerca de 82 millones de turistas que visitaron España en 2018, más de dos millones eran musulmanes. Además, Ruiz ha comentado que “el perfil del turista musulmán ha ido cambiando en los últimos años, con el desplazamiento de las clases medias hacia Asia-Pacífico”.

Ahora, los visitantes son, en su mayoría milennials, de formación superior, en familias de dos a cinco miembros, con inquietudes culturales y en busca de experiencias en las que pueden participar. Todo ello hace que esta certificación abra un campo de oportunidades a las empresas cordobesas turísticas: hoteles, restaurantes, turoperadores, agencias de viajes, museos o empresas de transporte de viajeros.