Ayuntamiento de Logroño reorganiza el cementerio musulmán

El Ayuntamiento de Logroño reorganizará el cementerio musulmán para dar solución a los actuales problemas del espacio.

71

El Ayuntamiento de Logroño reorganizará el cementerio musulmán para dar solución a los actuales problemas del espacio. Para ello creará una fosa común donde se enterrarán los fetos – en la actualidad hay 75-, con lo que se podrá dar más cabida al enterramiento de adultos y niños – unos 64-, según ha anunciado la concejal delegada del cementerio, Mar San Martín.

Este anuncio de San Martín ha llegado durante el debate de una moción, presentada por ‘Ciudadanos’, ‘Cambia Logroño’ y PSOE, para mejorar el estado del cementerio musulmán, realizando actuaciones urgentes para levantar la suspensión de inhumaciones de fetos. Ha salido adelante con los votos a favor de los tres proponentes, y del Partido Riojano, mientras que el PP se ha opuesto, argumentando, entre otras cuestiones, que las propuestas que ofrecía son “las mismas que ha trabajado el Ayuntamiento”.

Antes del debate, ha tomado la palabra, en representación de la Federación de Asociaciones de Vecinos, el imán Mohammed del Pozo, que ha aludido a que “la libertad religiosa ha de asegurarse en la vida y en la muerte”. En su intervención, ha recordado los problemas de espacio que tiene el cementerio musulmán de Logroño, que ha achacado, a que “en vez de tener una superficie de 493 metros cuadrados, debía tener 1.000 metros cuadrados”.

Además, ha criticado que desde hace dieciséis meses “están paralizadas” las inhumaciones de fetos y niños menores de un año en Logroño, que hace que las familias deban desplazarse a otras ciudades. Para Del Pozo esto “es de suma gravedad”, así como la situación de la parcela que “está colmatada, hasta el punto que solo queda espacio para dos tumbas”.

A continuación, la concejal de Ciudadanos, María Luisa Alonso, ha intervenido para defender la moción porque se trata de algo “de justicia”, y “es lamentable” que haya que volver a traerlo a pleno, una vez que la propuesta salió adelante en diciembre de 2017, y “todavía no se ha puesto en marcha”. Ha criticado que es una zona que “por no contar, no cuenta ni con una pegatina que señale que hay espacio de cementerio musulmán”.

La concejal de ‘Cambia Logroño’, Nieves Solana, ha criticado la “dejadez escandalosa” del Equipo de Gobierno sobre este asunto, algo que ha calificado de “vergonzoso” y de “falta de respeto”.

En parecidos términos se ha referido a este asunto el concejal del PSOE, Kilian Cruz-Dunne, indicando que “es triste” que no se haya acometido la adecuación de este espacio que “no conlleva un gran coste económico”, que ha calculado entre 30.000 y 40.000 euros.

El portavoz del PR, Rubén Antoñanzas, por su parte, ha criticado que el PP “en ocho años ha sido incapaz de dar una solución a la situación del cementerio musulmán”, de ahí que les haya reclamado premura para actuar en el mismo. Todo ello, porque ha asegurado que el Equipo de Gobierno “es poco diligente” para llevar a cabo las actuaciones necesarias de la ciudad.

En su intervención, San Martín ha recordado que el cementerio de Logroño “es laico” y por tanto “no tiene ninguna connotación religiosa, algo que garantiza el reglamento del mismo”, si bien, gobernando el PSOE-PR “crearon, en 2009, una zona de espacio para cementerio musulmán”, que “no distinguió de tipo de enterramiento, ni se señalizó, ni se adecuaron entornos”.

Ello, ha conllevado que haya enterrados 13 adultos, 23 niños y 75 fetos, con la consiguiente “falta de espacio”, derivado además, ha destacado, de la no existencia en las zonas limítrofes de cementerios musulmanes, que hace que el de Logroño sea centro de recepción de inhumaciones de fetos.

Por ello, la concejal ha indicado que dado que hace falta su reorganización se iniciaron conversaciones con la Comisión Islámica de España, a la que se le presentaron varias propuestas. Una vez estudiadas, se ha acordado la readecuación de espacios, con la creación de una fosa común para fetos, así como otras obras que ha estimado en 150.000 euros.