musulmanas islamofobia

De la amistad en las redes entre dos chicas musulmanas, una de un pueblo de Lleida y otra de Elche, ha nacido una campaña contra la islamofobia que está cogiendo vuelo en las redes.

“Soy futura criminóloga y futura especialista en casos de terrorismo y alto riesgo ya que el terrorismo no tiene ninguna religión y menos la islámica”. “Mi nombre es Safia, soy educadora social, estudiante de filología árabe, voluntaria dando clases de español a refugiados inmigrantes”. “Soy Ernesto, tangerino de origen, 21 años, activista por los derechos de las personas migrantes y creo que el Islam es una filosofía, una forma abierta de entender la vida tan diversa como cada una de las personas que componen la comunidad musulmana”.

Estos son algunos testimonios del vídeo contra los prejuicios para visibilizar la diversidad. Está impulsado por una joven de un pueblo de Lleida, Safiya Kerchaoui y otra de Elche, Hind El Fadli, con la música No al racismo del rapero Jeebli.

Safiya Kerchaoui, es la más joven, tiene 16 años y estudia el Bachillerato científico. Espera poder estudiar bioquímica. Cuenta que la idea salió del enfado de las dos jóvenes al ver un programa que, para ella, daba una imagen parcial sobre las mujeres musulmanas. “Estábamos viendo el programa y por instagram vimos que la imagen de las mujeres musulmanas que se daba era de personas sumisas y amas de casa y pensamos que teníamos que hacer algo”, explica Safiya Kerchaoui en su pueblo, en la comarca leridana del Segrià, que añade que se han sentido muy apoyadas en las redes.

Hind El Fadli, presidenta de la asociación Chicas Musulmanas de Elche, que en el vídeo aparece describiéndose como “musulmana y feminista”, cuenta que en esos días salió también una publicidad muy islamófoba de una marca en la que aparece una mujer con ropa islámica negra supertapada que se quita unas prendas y aparece rubia y con ropas de muchos colores. “No podíamos esperar más y contando con el apoyo del Observatorio de la islamofobia, la campaña salió adelante”, añade la joven, estudiante de Psicología, que sigue animando a quien quiera participar a enviar más vídeos.

“Nuestra intención en todo momento ha sido hacer una campaña. El video era para dar el mensaje de que el Islam es diversidad, de que somos muchos y todos muy diferentes. Con él queremos lanzar el mensaje: musulmanes mostraros, os estamos dando voz”, insiste.

Son muchos los musulmanes que están mandando sus vídeos a estas dos jóvenes, nacidas en Marruecos, que reclaman a los medios una visión diversa de los musulmanes. Las dos reconocen haber sufrido en su piel la islamofobia.

“Una mujer empezó a quitarme el pañuelo en medio de la calle y tuve que decirle que me dejara que yo era libre. Otro caso, después del atentado de Berlín, iba por la calle con mi madre y empezaron a tirarnos basura por el balcón. Después de los atentados salir a la calle es horrible. Para una mujer musulmana es brutal. Se te reconoce fácilmente al llevar pañuelo”, relata.