España expulsará a presidente de una federación de imames por difundir el wahabismo

difusor wahabismo expulsado

La Secretaría de Estado de Seguridad ha dictado una resolución de expulsión contra el presidente de la Unión Islámica de Imames y Guías de España, Alaa Mohamed Saíd, quien residía en Logroño, por ser «una amenaza real para la seguridad nacional» como difusor de la doctrina salafista-wahabí.

El delegado del Gobierno en La Rioja, Alberto Bretón, en una rueda informativa, ha informado hoy de esta resolución de expulsión a Egipto, por el procedimiento de urgencia, de este imán de 45 años, natural de este país y que presidía también la comunidad islámica Afislaus en La Rioja.

Ha detallado que la conducta del expedientado se ha considerado como «una amenaza contra la seguridad nacional», al menos en el largo plazo, ya que la wahabí está considerada, en la actualidad, como la más fuerte de todas las corrientes extremistas del Islam y, desde Logroño organizaba con frecuencia cursos de formación y atraía imanes para extender esta doctrina, de la que es considerado uno de los impulsores en España.

El delegado del Gobierno en La Rioja, Alberto Bretón, durante la rueda de prensa ofrecida en Logroño para informar de la expulsión del imán Alaa Mohamed Said, dijo que el expediente de expulsión se aplicó en base a la posible comisión de una infracción muy grave prevista en la Ley de Derechos y Libertades de Extranjeros en España y su Integración Social.

Los hechos a que se hacían referencia en este escrito indican que, entre los postulados ideológicos del expedientado, están el seguimiento de la corriente del Despertar Árabe, ideología que, según Bretón, nació en Arabia Saudí y que se basa en los principios que defiende el “salafismo-wahabí”, una de las más radicales.