Musulmanes de Corea del Sur luchan por construir una mezquita en la ciudad de Daegu

Molesto por la inacción de las autoridades locales para implementar las órdenes judiciales, un grupo de derechos humanos en Corea del Sur ha pedido a la ONU que ayude a construir una mezquita para la comunidad musulmana.

El llamamiento se produce después de que los residentes locales de la ciudad de Daegu, en el sureste del país, bloquearan la construcción de la mezquita cerca de la Universidad Nacional Kyungpook. El permiso para construir la mezquita de dos pisos se otorgó en 2020 y el sitio se utilizó anteriormente como centro de oración.

Un grupo local de derechos humanos apeló el lunes al relator especial de la ONU sobre libertad religiosa para que inste a los gobiernos central y locales de Corea del Sur a “intervenir para detener la obstrucción de los trabajos de construcción por parte de los residentes y retirar las cabezas de cerdo de inmediato”.

El grupo de trabajo para la resolución pacífica del tema de la mezquita emitió el llamamiento ya que las autoridades no prestaron atención a la demanda de la comunidad musulmana de retirar las cabezas de cerdo del callejón que utilizan quienes visitan el sitio de construcción de la mezquita para las oraciones habituales.

La petición al funcionario de la ONU insta al gobierno de Corea del Sur y a las autoridades locales a “condenar públicamente todas las formas de discriminación basadas en una religión o raza en particular, impartir educación sobre el deber de neutralidad religiosa y antirracismo para todos los funcionarios públicos de la ciudad de Daegu, y reparar todos los daños.”

Quienes se oponen a la construcción bloquearon “físicamente” el acceso al sitio, colocaron pancartas, organizaron barbacoas de cerdo y exhibieron cabezas de cerdo cerca del sitio de construcción.

A pesar de las órdenes judiciales de seguir adelante con la construcción, la comunidad musulmana local no ha podido completarla porque algunos lugareños no musulmanes han obstaculizado el proceso.

“Lucharemos contra la construcción de la mezquita hasta nuestro último aliento”, decía una pancarta junto al sitio.

Según el informe, los funcionarios locales se han mostrado impotentes, diciendo: “No tenemos poder para limpiar las cabezas de cerdo sin la aprobación de los residentes, ya que eran artículos comprados por ciudadanos privados”.

Corea del Sur no tiene religión estatal.

Entre alrededor de 52 millones de personas, el 28% de los surcoreanos afirmaron ser cristianos en un censo realizado en 2015. Otro 15,5% dijo que son budistas.

Según la Federación Musulmana de Corea, los musulmanes en el país constituyen un 0,4% de la población, es decir alrededor de 200.000.

FuenteAnadolu
Artículo anteriorJesús en el islam
Artículo siguienteImran Khan insta a la unidad de los países musulmanes