Aumentan los asesinatos de sabios islámicos en Afganistán

Algunos clérigos y residentes de Kabul consideran sospechosos los ataques a líderes religiosos y piden al Emirato Islámico de Afganistán (el nombre propio del movimiento talibán radical) que garantice la seguridad de los sabios religiosos. Dos clérigos han sido atacados en Kabul durante los últimos días.

El 18 de diciembre, Maulawi Bismilla Shakir fue atacado por militantes desconocidos en el distrito Kotal Jairjan de Kabul mientras caminaba desde su casa hasta una mezquita y falleció. Otro sabio, Abdul Salam Abed, resultó herido en el ataque del día anterior.

Zabihullah Fayez, clérigo y colega de Maulawi Shakir, se preguntó: “¿Dónde está nuestra seguridad? Lamentablemente, nuestra situación empeora cada día”.

Los familiares de Maulawi Shakir acusan a las fuerzas de seguridad de no garantizar la seguridad de los líderes religiosos en el país y piden al Emirato Islámico que tome medidas para prevenir asesinatos selectivos.

“No sabemos el motivo del asesinato. No teníamos ninguna enemistad personal o enemistad con nadie”, dijo Abdul Basit, sobrino de Maulawi Bismillah Shakir, a TOLOnews.

El día anterior, Maulawi Abdul Salam Abed resultó herido por una bomba en su automóvil en el tercer distrito de Parwan en Kabul y ahora está siendo tratado en un hospital de la ciudad.

Abdulmannan Sakib, hermano de Abdul Salam Abed, dijo al canal de televisión: “Hacemos un llamamiento al Emirato Islámico a investigar estos casos y dar una respuesta”.

“Todos los días vemos cómo se mata a los clérigos y no sabemos cuál es el problema”, dijo Abdulhai Kant, un familiar de Abdul Salam Abed.