Manila inaugura su primer cementerio islámico

El lunes 7 de junio Manila inauguró el primer cementerio musulmán de la capital filipina. Este espacio, que también incluye una mezquita y un centro cultural, para el cual se han destinado 43,9 millones de pesos, está ubicado en el sur de la ciudad, en el distrito de San Andrés. Con su inauguración, que tuvo lugar en el 450 aniversario de la fundación de Manila, su alcalde Isko Moreno quiso enviar un fuerte mensaje a la población musulmana local.

Acompañado de su teniente de alcalde, Honey Lacuna, y la directora de asuntos islámicos en el gabinete municipal, Shey Sakaluran Mohammad, el funcionario electo dijo que este cementerio, con una superficie de 2.400 metros cuadrados, debería permitir a la juventud filipina recordar su historia, tradiciones y cultura.

“Este día está dedicado por la generación actual a nuestros antepasados musulmanes aquí en la ciudad. Es un simple recordatorio de quiénes somos realmente”, dijo a la prensa local.

«El gobierno local ha descuidado a los musulmanes durante mucho tiempo, a pesar de que la historia de la ciudad ha demostrado que incluso antes de la llegada de los españoles, Manila era la tierra de los rajás”, dijo Isko Moreno añadiendo que este lugar debe permitir “borrar prejuicios”. “Todos somos filipinos después de todo”.

Si el cementerio sirve como símbolo de la presencia musulmana en Manila, también debería ayudar a abordar las dificultades que enfrentan los musulmanes para enterrar a sus muertos, dijo el alcalde, apuntando a la falta de espacios de enterramiento dedicados a la minoría musulmana, que representa alrededor del 4%. de la población filipina.

“Nuestros residentes musulmanes aún no están seguros de dónde enterrar a sus seres queridos en Manila. A veces incluso tienen que llevar el cuerpo a Mindanao. ¿Y si son pobres, si vienen de los barrios marginales y no tienen dinero?”, se preguntó el alcalde, antes de admitir que sus conciudadanos se vieron obligados a enterrar los cuerpos en otro lugar.

“Nuestros hermanos y hermanas musulmanes ahora pueden decir que tienen un espacio que pueden llamar suyo. Un lugar para tu familia, para tus seres queridos, aquí en Manila.”

La construcción del cementerio musulmán fue elogiada por Shey Sakaluran Mohammad. “Ningún alcalde de Manila ha hecho tanto por nuestros hermanos y hermanas musulmanes y nos ha defendido como lo hizo el alcalde Isko Moreno”, dijo. “Los filipinos han encontrado un hogar en esta ciudad desde hace mucho tiempo.”

A raíz de esta iniciativa, Esmael Mangudadatu, representante del segundo distrito de la provincia de Maguindanao, propondrá un proyecto de ley que alentará a otros gobiernos regionales a construir sus propios cementerios públicos musulmanes.