Estado indio gobernado por fundamentalistas hindúes abole las escuelas islámicas

El estado nororiental de Assam, gobernado por el partido fundamentalista hindú Partido Bharatiya Janta, del primer ministro Narendra Modi, aprobó una ley que abole todas las escuelas islámicas, diciendo que proporcionaban una educación deficiente.

Según un informe de Reuters, más de 700 de las escuelas, conocidas como madrasas, serán cerradas en abril, dijo a la asamblea local el ministro de educación del estado, Himanta Biswa Sarma, miembro del PBJ.

“Necesitamos más médicos, policías, burócratas y maestros de la comunidad musulmana minoritaria en lugar de imanes para las mezquitas”, dijo Sarma, una estrella en ascenso en el BJP.

El gobierno las convertirá en escuelas regulares ya que la educación brindada en las madrasas no podría preparar a nadie para “el mundo temporal y sus preocupaciones terrenales”, dijo.

Los políticos de la oposición señalan que la medida es un ataque a los musulmanes. “La idea es acabar con los musulmanes», dijo Wajed Ali Choudhury, un legislador del opositor Partido del Congreso. La minoría musulmana alcanza el 35% del total de la población en el estado de Assam.

Por otro lado, más de 100 altos funcionarios públicos y diplomáticos retirados instaron el martes al gobierno del BJP en el estado más grande de India, Uttar Pradesh, a derogar una nueva ley que penaliza la conversión religiosa de las novias, una medida que se considera dirigida contra los musulmanes.