Cientos de millones de musulmanes celebraron el Aid el Adha en el Sur de Asia

Aid al Adha, uno de los mayores festivales religiosos de los musulmanes, se celebró el viernes en Bangladesh en medio de la actual pandemia de la Covid-19 y la inundación que afectó a la mitad de los distritos del país.

Millones de musulmanes ofrecieron sus oraciones buscando bendiciones divinas, paz y progreso, aunque con estrictas medidas de seguridad y distanciamiento social, señaló el portal New Age.

La principal congregación del país se celebró en la mezquita nacional de Baitul Mukarram en Dacca. Después de orar, los musulmanes realizaron rituales de sacrificio de animales y distribuyeron la carne entre familiares, amigos y pobres.

El presidente Abdul Hamid; la primera ministra, Sheikh Hasina, y otros líderes, emitieron mensajes de saludo con motivo del Aid al Adha o Celebración del Sacrificio, que conmemora uno de los pasajes recogidos en el Corán.

Representa la ofrenda de un sacrificio animal (comúnmente una vaca o un cordero) como una acción de gratitud a Dios por salvar la vida del hijo del profeta Abraham, quien estuvo dispuesto a sacrificar a su propia prole como prueba de lealtad.

En India, el festival Aid al Adha se celebró con fervor religioso y la debida reverencia. No hubo oraciones de congregación en masa en vista de la pandemia del nuevo coronavirus.

La mayoría de los fieles ofrecieron sus oraciones en mezquitas locales respetando la distancia física, mientras en algunos estados donde se impone el encierro la gente oró en sus casas en cumplimiento de las directrices debido a la Covid-19.

Los imanes, que dirigían las oraciones, apelaron al pueblo para celebrar el festival en el espíritu de la hermandad, manteniendo al mismo tiempo los protocolos de salud.

El presidente indio, Ram Nath Kovind, pidió en esta ocasión festiva compartir la felicidad con los demás y promover la armonía mutua.

Asimismo, el vicepresidente, M. Venkaiah Naidu, dijo que el festival inspira a inculcar empatía, practicar el sacrificio y promover la paz y la hermandad universal.

También, el primer ministro, Narendra Modi, expresó su esperanza de que este día inspire a la gente a crear una sociedad justa, armoniosa e inclusiva y fomente el espíritu de hermandad y compasión.

Aid ul Adha, también conocido como Bakri Eid, cae en el décimo día de Dhu al Hiyyah, que es el duodécimo y último mes del calendario islámico.

En tanto, Pakistán amaneció con oraciones por el progreso, la prosperidad y la seguridad del país en mezquitas, Eidgahs y lugares abiertos en ciudades, pueblos y aldeas, según difundió la emisora Radio Pakistán.

El presidente, Arif Alvi, y el primer ministro, Imran Khan, instaron a la nación a ayudar a los pobres y necesitados, especialmente en la presente situación de la pandemia de Covid-19.