Musulmanes indonesios llamados a realizar la oración del Aid el Adha en familia o en grupos reducidos

El segundo grupo musulmán más grande de Indonesia, Muhammadiyah, ha dicho que sus miembros y los musulmanes en general pueden participar en oraciones colectivas por el Aid el Adha (Día del Sacrificio), que se espera caiga el 31 de julio, con sus propias familias o en pequeñas congregaciones en espacios abiertos de su vecindarios y siguiendo los estrictos protocolos de salud establecidos para la lucha contra la COVID-19.

El grupo anunció su postura en una circular firmada conjuntamente por el presidente de Muhammadiyah, Haedar Nashir, y el secretario Agung Danarto.

La circular fue acompañada de una orientación sobre la observancia y el culto del Aid el Adha en medio de la pandemia emitida por el consejo taryih (elaboración de leyes) y taydid (reforma) de la organización.

Leyendo la circular durante una conferencia de prensa en la sede de Muhammadiyah en Yogyakarta, Agung dijo que los musulmanes no deben celebrar oraciones masivas del Aid el Adha en plazas públicas con grandes congregaciones.

“Aquellos que quieran realizar la oración pueden hacerlo en casa junto con sus propios familiares de la misma manera que se lleva a cabo en las plazas”, dijo Agung durante el evento celebrado el miércoles, que también se transmitió en vivo por los canales de medios de la organización.

La circular establece que solo las personas que viven en “zonas verdes”, refiriéndose a ciudades y regencias donde el riesgo de infección es el más bajo, pueden organizar oraciones colectivas del Aid el Adha en pequeños espacios abiertos de sus respectivos vecindarios con un pequeño número de personas y cumpliendo los estrictos protocolos de salud.

El grupo también alentó a los musulmanes en su circular a convertir su qurban (sacrificio animal) en sadaqah (limosna) para ayudar a aquellos que han sido golpeados por la pandemia, o hacer ambas cosas si pueden permitírselo, ya que Muhammadiyah reconoció que la crisis de salud ha causado gravess problemas sociales y económicos que habían llevado a muchos a la pobreza.

“Es por eso que es muy recomendable que los musulmanes prioricen la sadaqah sobre el sacrificio de animales”, dijo Agung mientras leía la circular.