Inauguran la mayor mezquita de Singapur

Después de una reconstrucción de dos años, la mezquita de Darul Ghufran es ahora la más grande de Singapur

Después de una reconstrucción de dos años, la mezquita de Darul Ghufran es ahora la más grande de Singapur, con un centro dedicado a la divulgación religiosa en sus instalaciones.

El Centro de Dawah (difusión de la religión) no solo es un lugar donde los musulmanes pueden obtener orientación y asesoramiento sobre el Islam por parte de sabios religiosos, sino que también está abierto a aquellos que no pertenecen al Islam y buscan más información sobre la religión.

El ministro encargado de Asuntos Islámicos, Masagos Zulkifli asistió el viernes 19 de abril a la reapertura oficial de la mezquita. Masagos, quien también es ministro de Medio Ambiente y Recursos Hídricos, dijo que los miembros del público en general pueden visitar el centro y consultar a los eruditos religiosos si tienen dudas o malentendidos sobre el Islam.

“Espero que, a través de esta interacción, cualquier malentendido se pueda anticipar y que sigamos disfrutando de la paz y la armonía que disfrutamos entre nosotros”, dijo.

La Masjid Darul Ghufran, que abrió sus puertas en 1990, ha experimentado una reconstrucción y mejora que ha costado unos 25 millones de dólares y sumado tres pisos al edificio: un estacionamiento en el sótano, un cuarto piso y una terraza en la azotea.

La mezquita también alberga dos nuevos anexos que se dedican al espacio de oficinas y aulas para la educación islámica.

El espacio de oración de la mezquita ahora puede albergar a 5.500 fieles, frente a los 4.000 anteriores, lo que la convierte en la mayor de Singapur. La mezquita de Assyakirin, en Taman Jurong, es la siguiente más grande, con una capacidad de 5.000 personas.

Masagos señaló que la reconstrucción de la mezquita de Darul Ghufran fue financiada a través de fondos recaudados por el propio edificio y por la Fundación Mekadi.

“Esto es muy especial para Singapur, porque no usamos fondos del extranjero, ni fondos del gobierno”, dijo.

“Hemos sido muy independientes y eso es importante, porque nos permite definir el camino seguido por nuestra religión mediante nuestros propios sabios religiosos”.