En una decisión muy controvertida para los musulmanes de la India, el Servicio Arqueológico de la India (ASI) prohibió a los musulmanes realizar las oraciones diarias en la Mezquita del Taj Mahal. Sólo se permite la oración del viernes entre el mediodía y las 2 p.m.

La sorpresa apareció para los fieles el domingo 4 de noviembre, cuando descubrieron que la sala de abluciones había sido cerrada por el ASI. Poco después, este organismo anunció que la mezquita estará ahora cerrada para las oraciones diarias. El imam y el personal de la mezquita fueron invitados a presentarse solo el viernes en la mezquita del Taj Mahal.

Para justificarse, el ASI afirmó aplicar una decisión del Tribunal Supremo que data de julio de 2018. Sin embargo, dicha decisión solo prohíbe a los no residentes en Agra realizar oraciones los viernes en la mezquita del Taj Mahal por razones de seguridad.

El presidente del Comité Taj Mahal, Syed Ibrahim Hussain Zaidi, denunció esta decisión, que demuestra, según él, la mentalidad “anti-musulmana” de las autoridades indias. Él recordó que las oraciones siempre se han realizado en la mezquita durante años y que no había ninguna razón para poner fin a las mismas. Este alto funcionario de la mezquita dijo que quería expresar este punto de vista a los líderes del ASI.

Mientras tanto, de acuerdo con las palabras de un arqueólogo miembro del ASI, Vaant Swarankar, la organización se mantiene en sus posiciones: “La oración se puede ofrecer solo los viernes y esto únicamente para los residentes locales”.