Los musulmanes de la India

musulmanes india

El encuentro del Subcontinente indio (India, Pakistán, Bangladesh) con el islam se remonta al período del Califa Omar. El director de Investigación del Centro Mashreq de Nueva Delhi Dr. Omair Anas hace énfasis a que el Islam llegó a la India por tres vías. La primera de ellas fue por medio de comerciantes musulmanes como en Indonesia. Los comerciantes musulmanes que hacían adecuadamente su trabajo inspirando confianza en la compra y venta contribuyeron con la extensión del islam en el continente.

La segunda vía de ellas fue la gran influencia de los sufíes procedentes de Asia Central en la India. Dr. Anas indica que exclusivamente Mawlana Jalaluddin Muhammad al-Rumi se conoce muy bien en el continente y enfatiza en que los musulmanes indios, particularmente los sufíes, pasan por la provincia de Konya cuando llegan a Turquía. Califica Mawlana como un puente sumamente importante entre dos países. La procedencia de Mawlana de una localidad muy cercana a la India, de Jorasán de Afganistán, de la ciudad de Balj, quizás es un elemento significante que aumentó esta influencia. Cuando miramos su vida, Mawlana parece un puente, base histórica, cuyos mensajes superan las épocas que se extiende a lo largo de Anatolia. Mawlana unifica a las geografías, los países y los humanos cada período.

La tercera de tres vías de la llegada del islam a la India fueron las administraciones musulmanas que duraron siglos. Los dirigentes musulmanes de origen turco empezaron a ser influyente en la India después de los 1.000 años. Tal y como los otomanos y andaluces, mostraron una administración que tenía tolerancia y respeto a las diferencias. Viven entre la cultura de la población local con las tradiciones del Subcontinente.

El subcontinente indio creció también grandes eruditos musulmanes como el autor de ‘Maktubat’ Imami Ahmad Sirhindi (1564-1624), el autor de ‘Hujjatullah al Baligha’ Shah Waliullah Dehlawi, (1602-1662) y el escritor del libro ‘Qué perdió el mundo tras la recesión de los musulmanes’ de Abul Hasan Ali Hasani Nadwi (1914-1999).

El pasado islámico de la India llegó a ser menos visible, menos conocido y casi se olvidó tras la ocupación británica muy probablemente a causa de los intentos de India, Pakistán y Bangladesh por crear su propia historia y nación en el proceso de formación de sus estados.

Hoy en día, la India es el segundo país tras Indonesia con mayor población musulmana en el mundo con más de 200 millones de musulmanes. El número de musulmanes en el subcontinente alcanza 600 millones. La India tiene una población de 1,3 mil millones habitantes. Por desgracia, la actual situación de los musulmanes indios no es nada buena. En la región de Assam se acrecienta la presión contra los musulmanes.

Los sultanatos de origen turco de 700 años

Los sultanes de ascendencia turca dominaron el subcontinente indio desde los años 1.000 hasta 1857. Los sultanatos de origen turco en el continente empezaron con los gaznavíes. Uno de los sultanatos más conocidos es el imperio mogol que vivió su época de oro durante el mandato de Babur Shah y su hijo Jahangir. Tras la derrota de Bahadur Sahah, el último de los emperadores mogoles, por los británicos en 1857, el período de sultanatos en el subcontinente indio llegó a su fin. Se conoce que había relaciones cercanas entre los sultanes otomanos y los sultanes en la India. Cuando la familia otomana se expulsó desde Turquía, algunas princesas otomanas se casaron con los príncipes indios. ¿Qué ocurriría si los británicos habrían ocupado la India más temprano y los musulmanes habrían descubierto América?

La India quizás es el país más rico del mundo por el aspecto de religión, lengua y cultura. Parece que la influencia de las administraciones musulmanes, que sin duda dominaron durante largos tiempos, fue inevitable en la sostenibilidad de esta riqueza hasta hoy. Es que estas administraciones mostraron un estilo administrativo que no intentaba eliminar las culturas, idiomas y religiones locales, sino que los consideraba como una parte de su civilización tal y como los árabes hicieron lo mismo en Andaluz o los otomanos en su geografía. Por esta razón, cuando fracasaron las administraciones musulmanas, todas las religiones, idiomas y culturas en estas regiones mantuvieron su presencia.

Pese a autoridades musulmanes, que duraron largo tiempo, hoy ni se puede ver los nombres del turco en los Balcanes o del árabe en Al Andalus, pero el inglés es uno de los idiomas oficiales de India, Pakistán y Bangladesh. El pueblo local en EEUU, además de no poder vivir su religión, idioma y cultura, está bajo protección por estar en en peligro de extinción. Esta situación crea una pregunta en las mentes: ¿Qué ocurría si los británicos llegaron a la India en los años 1400 en lugar de los 1800 como en EEUU? Quizás, la India sería un país donde el hombre blanco impuso su idioma y religión suprimiendo las culturas, idiomas y creencias locales como pasó en EEUU. Vamos a pensar lo contrario: ¿Cómo sería la situación de los indios americanos si EEUU no se hubiera descubierto por los occidentales, sino por los musulmanes? ¿Las culturas azteca, inca, maya u otras culturas habría en peligro de extinción o serían ellos que dirigen hoy América?

El subcontinente indio no solamente estaba bajo el dominio de la cultura occidental tras la ocupación británica. El continente fue dividido en tres como India, Pakistán y Bangladesh. Es un hecho polemico si esta división es la consecuencia de la política del imperialismo británico “divide y vencerás” o la política de desesperación de los musulmanes atascados. ¿Si el continente se quedaría como único país, no hubiera habido un contraste entre estos países y dominado más tranquilidad y estabilidad en la región con la influencia de los musulmanes?

Guerra de salvación y los musulmanes indios

Cuando los británicos atacaron los territorios otomanos durante la guerra mundial, los musulmanes indios mostraron su reacción. Ellos también se encontraban bajo la ocupación británica. Iniciaron el Movimiento Califato al que apoyaban Jinnah y Gandhi para ayuda al estado otomano. Hicieron manifestaciones, los líderes del movimiento negociaron la ocupación británica en los territorios otomanos con el aquel entonces primer ministro británico y enviaron el dinero que recolectaron entre sí para dar apoyo a la Guerra de Salvación.

Mientras el globalismo acerca el mundo, no debe olvidar las geografías cercanas, las experiencias conjuntas y el pasado histórico. Estos acercamientos deben ayudar a nosotros para reforzar nuestras relaciones con la India, candidato de ser uno de los países primordiales del siglo XXI.