Ramadán en Chiapas

Los indígenas musulmanes del estado de Chiapas celebran el Ramadán del año 2020 con una fe total, aunque llenos de tristeza por estar confinados en sus casas para prevenir el contagio del coronavirus.

“Lo vivimos triste porque nos gusta estar junto a las mujeres que pertenecen a la comunidad, y pues ahorita no se puede. Se hace comida juntas, se convive y platica entre nosotras”, relató a EFE Jésica Gómez Gómez, mujer tzotzil musulmana.

El Ramadán, el noveno mes del calendario lunar árabe, es respetado por musulmanes de todo el mundo como un tiempo de ayuno, de oración y de reflexión, y la comunidad musulmana de Chiapas no es la excepción aun en un año marcado por la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2.

Las medidas establecidas por el gobierno mexicano para combatir al virus obligaron a cerrar los templos e iglesias de todos los credos, incluida la mezquita en la que se reúnen los musulmanes chiapanecos.

Recientemente, los católicos mexicanos tuvieron que pasar confinados en casa la Semana Santa y seguir por la televisión las celebraciones en iglesias vacías. Ahora toca a los musulmanes chiapanecos cerrar su mezquita por primera vez en los 24 años que se estableció en San Cristóbal de las Casas, Chiapas, y cumplir el Ramadán en sus casas.

La decisión de cerrar temporalmente la mezquita fue tomada para evitar el contagio del nuevo virus.

En Chiapas hay alrededor de un millar de musulmanes y cuatro mezquitas, debido a que el Islam fue bien aceptado entre el pueblo tzotzil,

La comunidad ha acatado las recomendaciones del gobierno, que pide a la gente quedarse en casa, además de que ha suspendido las actividades no esenciales y las concentraciones en el espacio público, explica.

La presencia del Islam en Chiapas se inició en 1994 cuando un grupo de musulmanes españoles llegó al estado en plena efervescencia del levantamiento del Ejército Zapatista (EZLN).

Aureliano Pérez, ahora conocido como Emir Nafia, se estableció en San Cristóbal de las Casas en los inicios de la historia del Islam en Chiapas. Desde entonces han pasado 24 años y ya se han establecido varias comunidades de musulmanes en ese municipio.