Crece el número de conversiones al Islam en las prisiones de EEUU

Hablando sobre su religión, Jesse “Hasan” Burleson, preso en prisión de Solana, en California, quien ha estado encarcelado durante 31 años, dijo que después de convertirse al Islam entendió lo que es correcto e incorrecto, lo que se debe hacer y no hacer etc.

Cabe mencionar que en EEUU hay más de 2.3 millones de personas en prisión, la mayor población carcelaria entre las naciones desarrolladas.

Dando detalles sobre la importancia de la religión, Muhammad Ali, imam del Departamento de Correcciones y Rehabilitación de California, dijo: “La religión es importante para los internos porque los conecta con algo más grande que sus circunstancias personales”.

Cabe señalar que el Islam tiene una fuerte presencia en las prisiones de EEUU. Más personas se están convirtiendo al Islam cada año dentro de las prisiones.

Durante los últimos años, los musulmanes han estado solicitando legalmente a la administración de prisiones el derecho a practicar el Islam en prisión.

Estas demandas se centran principalmente en disponer de salas de oración, alimentación compatible con la religión islámica etc.

Otra razón para que los reclusos se conviertan al Islam es la organización dentro de las prisiones. Los presos se enfrentan a la amenaza de violencia y los musulmanes se protegen unos a otros tras las rejas.