EEUU: Empleados de McDonald´s expulsan a musulmanes que estaban siendo amenazados

Empleados de McDonald's en Eden Prairie (Minnesota, EEUU) obligaron a un grupo de adolescentes musulmanes negros a abandonar un restaurante pese a que estaban siendo amenazados.

81
mcdonalds expulsa musulmanes

Empleados de un establecimiento de McDonald’s en la ciudad de Eden Prairie (Minnesota, EEUU) obligaron a un grupo de adolescentes musulmanes negros a abandonar el restaurante pese a que estaban siendo amenazados e insultados por un hombre blanco adulto con un arma.

Farida Osman, una de las jóvenes involucradas, publicó varios videos del incidente en Twitter y explicó que todo comenzó cuando el hombre, que esperaba detrás del grupo a que pagaran su comida, perdió la paciencia e hizo un comentario despectivo que ofendió a uno de sus amigos. Entre todos intercambiaron palabras y el comportamiento del sujeto se volvió más hostil y violento.

En una de las grabaciones quedó registrado el instante en el que el grupo de muchachos grita y se dispersa luego de que aparentemente el hombre saca una pistola —aunque esta no es visible en las imágenes— y sale del local.

En ese momento se oye a otros comensales presentes decir «¡tiene un arma!», mientras una empleada de McDonald’s exige a los adolescentes que se vayan también.

«¡Fuera! ¡Me importa una m****a!», grita la trabajadora, visiblemente alterada.

Un cliente sale entonces en defensa de los jóvenes, diciendo que podrían correr peligro si salían a la calle, y recomienda a la trabajadora que mejor llame a la Policía.

En otro video, mientras los chicos trataban de explicar por qué no querían irse, otro de los trabajadores del restaurante les contesta que el sujeto armado «debe haber tenido una buena razón» para haber actuado de esa manera.

«McDonald’s es basura»

Los usuarios de redes sociales expresaron su indignación ante lo sucedido y exigieron una respuestas a la compañía. «Acerca de la detestable encargada que maldijo a sus clientes y los echó mientras un hombre enojado empuñaba un arma. ¿Haréis algo sobre esa porquería? ¿No? ¡Así es! McDonald’s es basura, siempre lo ha sido y siempre lo será», opinó una internauta.

Al respecto, el gerente de la franquicia, Paul Ostergaard, intentó mitigar el daño y manifestó que «nada es más importante» que la seguridad de sus clientes y empleados. “Tomamos este asunto en serio y estamos trabajando con las autoridades locales mientras investigamos la situación», enfatizó.