Pandemia del coronavirus golpea duramente a la economía de Túnez

Las cifras de la economía y el desempleo de Túnez conmocionan a la comunidad económica y empresarial tunecina. Los expertos afirman que los malos resultados superan las estimaciones más pesimistas.

Si bien se esperaba una caída de dos dígitos, el caer por debajo del -20% interanual fue una sorpresa. Ningún especialista había previsto un desempeño tan pobre de la economía tunecina.

Los sectores de exportación están colapsando

Con la excepción de la agricultura, que pudo beneficiarse del período de contención, todos los demás sectores están colapsando. Si analizamos más a fondo las pocas cifras disponibles, observaremos que son los sectores exportadores los que están provocando la mayor parte de esta caída libre.

El sector de los Textiles y el Cuero perdió así el 42% de su valor agregado. Los Materiales de Construcción, Cerámica y Vidrio registraron una caída del 38,4%. Las industrias mecánica y eléctrica cayeron un 35,9% y las químicas un 3,6%.

En cuanto a los servicios de hoteles y restaurantes, que están muy expuestos a los clientes extranjeros, también están fallando con una pérdida neta del -77,5% de su valor añadido. Lo mismo ocurre con el transporte, que depende en gran medida del desempeño de la aerolínea nacional TUNISAIR, con un descenso del 51,4%.

Entre las sorpresas desagradables, está el retroceso de las Industrias Agroalimentarias durante el segundo trimestre del en un 3,6%. Esto muestra que la demanda interna ha llegado a sus límites. Después de un muy buen primer trimestre del año, el ritmo de producción se está desacelerando, especialmente con el final de la temporada de aceitunas.