Iglesia de Mozambique dio refugio a musulmanes durante el huracán Kenneth

La iglesia católica María Auxiliadora abrió sus puertas para dar cabida a un millar de personas desplazadas después del ciclón Kenneth,

Mozambique no se recuperó del desastre del huracán Idai en marzo cuando tuvo que enfrentar un nuevo desastre natural. En la ciudad de Pemba, capital de la provincia de Cabo Delgado, la Iglesia Católica María Auxiliadora abrió sus puertas para dar cabida a un millar de personas desplazadas después del ciclón Kenneth, que llegó al extremo norte del país el 25 de abril.

“No preguntamos acerca de la afiliación religiosa de las personas; la vida humana es todo lo que valoramos”, dijo a Associated Press Filipe Rosa Marques, un sacerdote de la comunidad. Aunque el episodio del huracán terminó, los residentes de la región aún viven bajo la amenaza de inundaciones devastadoras debido a las fuertes lluvias. Encontrar refugio es una de las principales prioridades para los afectados, y eso es lo que proporciona esta iglesia.

La ciudad de Pemba tiene una mayoría de musulmanes. “La dificultad fue que la mayoría de las personas aquí son musulmanes y muchos dijeron que no pueden quedarse en una iglesia católica”, dijo el sacerdote, y agregó que estos residentes locales “prefirieron quedarse en casa”.

Pero otros aceptaron la ayuda de la iglesia, porque consideran la seguridad como primordial. “No significa que renuncie a mi fe, simplemente salvé mi vida”, dijo una víctima musulmana del desastre.

Por ahora, la iglesia ha suspendido la celebración de misas y otros rituales diarios debido a la falta de espacio. “No puede haber mejor misa que dar refugio y esperanza a la gente”, dijo Filipe Rosa Marques.