Musulmanes de Kenia se manifiestan contra el terrorismo y el grupo Al Shabaab

Miles de musulmanes salieron a las calles el viernes para mostrar solidaridad con las víctimas de un ataque terrorista mortal en un complejo hotelero de Nairobi el martes, que mató al menos a 21 personas

39

Miles de musulmanes salieron a las calles el viernes para mostrar solidaridad con las víctimas de un ataque terrorista mortal en un complejo hotelero de Nairobi el martes, que mató al menos a 21 personas.

Los residentes cerraron sus negocios en el suburbio de Eastleigh de la capital, apodado Little Mogadishu, para unirse a políticos y residentes en una marcha dirigida a conmemorar a las víctimas del ataque al complejo hotelero DusitD2, reinvindicado por los militantes de Al Shabaab, y para condenar el terrorismo y rechazar la ideología divisiva.

Las víctimas incluyeron a 16 ciudadanos de Kenia, un británico, un estadounidense y tres personas de ascendencia africana, que aún no han sido identificadas.

Los terroristas de Al Shabaab volaron primero su vehículo fuera del complejo y luego irrumpieron en el mismo con armas y explosivos.

El suburbio de Eastleigh, en Nairobi, ha sido calificado por las autoridades de Kenia como la principal zona de reclutamiento de jóvenes para ingresar en Al Shabaab.

Barkhado Amina, propietaria de una tienda en el corazón de Eastleigh, dijo que los musulmanes en este suburbio siempre se convierten en objetivos de la policía cada vez que ocurre un ataque terrorista.

“Somos kenianos, no somos terroristas. Dos musulmanes fueron asesinados en el ataque terrorista de Riverside. También los lloramos. Al Shabaab no tiene ninguna religión. Son animales”, señaló.

“Hoy estamos donando sangre a quienes lo necesitan, estamos de luto por lo que no se abrirán los negocios. Lo lamentaremos por los heridos y condenamos a Al Shabaab. Apoyamos la lucha de las autoridades de Kenia contra ellos”.

Un parlamentario del área de Eastleigh, Yusuf Hassan, quien anteriormente sobrevivió a un intento de asesinato por parte de militantes de Al Shabaab, estuvo en vanguardia, al frente de la multitud, en la marcha del viernes.

En 2013, resultó herido cuando los terroristas le lanzaron una granada cuando salía de una mezquita. Cinco personas murieron en aquel ataque.

“Estamos aquí como una comunidad en solidaridad con todas las personas de Kenia que han sido afectadas por el terrorismo y para recordar a las víctimas del ataque en Riverside. Estamos aquí para decir no al terrorismo, no a la radicalización y no a Al Shabaab”.