La explosión el 23 de Julio en una mezquita de la carga explosiva que llevaba adherida al cuerpo un miembro de Boko Haram causó la muerte de ocho fieles y heridas a cinco, reportaron fuentes oficiales.

El atentado terrorista ocurrió en una mezquita del barrio de Mainari, en Maiduguri, la capital del estado nororiental de Borno, donde ese ente terrorista tiene su bastión principal, acorde con las precisiones del comunicado oficial.

Los fieles cumplían la plegaria de al Fayr (Amanecer, en árabe), la primera de las cinco prescritas para los musulmanes.

Las acciones de este tipo son, junto a los secuestros masivos, el plato fuerte de Boko Haram, leal al Daesh desde 2015 cuando cambio su nombre por el de Wilayat Garb Ifriquiya (provincia del África occidental), aunque se le sigue identificando por su apelativo original.